Javier Milei y 18 gobernadores firmaron el Pacto de Mayo: “Que esto sea posible hoy es sin duda símbolo de un cambio de época”

Mauricio Macri, Rodríguez Saá y los mandatarios asistieron al acto en Tucumán, considerado como un “hito central” por el libertario; la vicepresidenta Villarruel y el santacruceño Vidal se bajaron a último momento.

Luego de meses de trajinada negociación, incluida la reciente sanción de la Ley Bases y el paquete fiscal, Javier Milei logró la foto que estaba buscando: 18 gobernadores, dos expresidentes, su gabinete en pleno, legisladores propios y opositores moderados firmaron anoche los diez puntos del Acta de Mayo, dentro de una Casa Histórica de la independencia nacional. Un paso que el Presidente considera como un “hito central” de su gestión, de cara a los tiempos que vienen.

“La Argentina se encuentra ante un punto de inflexión. Los puntos de quiebre en la historia de una Nación no son momentos de paz y tranquilidad, son momentos de dificultad y conflicto, donde todo parece cuesta arriba. Son momentos en los que el abismo se hace tan claro que el cambio se convierte en una obligación y una urgencia”, fueron las palabras que Milei eligió para comenzar su discurso, luego de que los 18 gobernadores firmaron el Acta de Mayo.

Tras elogiar la “valentía” de los dirigentes que deponen “egoísmos” en pos del progreso nacional, Milei trazó paralelismos entre la situación actual y las épocas de las guerras intestinas del país. “No es la primera vez que después de años de guerras intestinas, representantes de los distintos confines del mapa político se reúnen para deponer las armas y encontrarse en torno a un nuevo orden”, afirmó. Comparó, además, el Pacto de Mayo con la Constitución de 1853.

“Fue ese gesto patriótico de quienes depusieron las armas para convenir un proyecto de Nación, el puntapié inicial de un proceso asombroso: la erupción de la Argentina como un volcán, desde las profundidades el abismo hasta los cielos”, agregó. “Fue, sin lugar a dudas, la época dorada de nuestro país”, afirmó.

Aunque cuidando el tono, el Presidente dejó algunas de sus pinceladas habituales. “Después de un siglo de paulatina caída en la miseria, nos hemos prácticamente olvidado como sociedad de nuestro pasado próximo y de las ideas que la hicieron posible”, continuó, en alusión al liberalismo. “Por eso, quiero agradecerle a todos los presentes, por congregarse aquí después de décadas de pendular entre proyectos antagónicos que nos han hecho cada vez más pobres”, siguió, para destacar la “generosidad” y “grandeza” de los mandatarios y exfuncionarios presentes. “Que esto sea posible hoy es sin duda símbolo de un cambio de época”, completó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *